Buscar
  • Laura Hiros

Aros de cebolla y una historia para analizar

Actualizado: mar 2

La historia de Zachary Capp comienza como un capricho, el de un comunicólogo cuya herencia del abuelo le permite perseguir un sueño, hacer su primer documental. Pero el resultado es todo, menos lo que usted se imagina.

De entrada la historia que elige Zach, como le llaman sus amigos, deja mucho que desear; el pseudo documentarista, quiere hacer su documental sobre unos aros de cebolla que considera un épico recuerdo de su infancia, y sobre el chef de Minesota que cuenta con la receta secreta.



Los aros de cebolla que fueron la inspiración original para este documental

Zach, un jugador compulsivo que ha tenido que tomar terapia para superar su adicción, pronto se obsesiona con Larry Lang y su hermana linda, la familia de restauranteros creadora de los mejores aros de cebolla del mundo, (según Zach) que ha envejecido sin éxito y practicamente perdiéndolo todo; sin lograr la fama que según Capp deberían tener por la magnificencia de su creación culinaria.


Pronto el objetivo de su investigación se pierde por completo y lo único que quiere el documentarista es ayudarle a los protagonistas de su documental, a tener una mejor vida, a pesar de que Larry Lang, abiertamente le ha dicho que no quiere tener nada que ver con su película.


Y cuando todo parece que se lo está llevando el demonio, Capp le habla a sus dos amigos para ver si pueden salvar algo de las imágenes que ha recopilado casi por tres años. Pete Berg, Dave Newberg y Molly Dworsky, hacen su aparición; y es ahí que el productor, director y guionista hasta ese momento; se convierte también en protagonista.

Dworsky y Newberg deciden contar la historia detrás de cámaras, y mostrar lo que Zach ha estado haciendo para influenciar en la toma de decisiones y la vida de los Lang.


Y ahí, así de simple un esfuerzo cinematográfico que hubiera servido para la básura; se convierte en un objeto de estudio y análisis; entonces se puede sentar a hablar de ética en un documental, de integridad de una amistad; de problemas de adicciones; de pobreza, de injusticia y un sinfín de etcéteras.

Póngase cómodo porque Capp y su inversión le van a dar de qué hablar por horas si es que primero, puede soportar los 88 minutos de la cinta y después, le interesa el cine y el poder de una cámara con la relación objetividad, subjetividad y la magia de la propaganda en todo, todo lo que se hace.

La cinta ganadora del mejor guion en DOC LA y mejor documental en los Festivales de Nueva York, Silver State y el Norte de Europa, es sin lugar a dudas un ejemplo de lo que no debe hacerse, una cátedra que claramente muestra lo difícil que es hacer un documental, reconocer los que se han hecho bien, y pensar, qué sucede detrás de cámaras en cada uno de ellos.


Hasta dónde los cinematográfos se mantienen objetivos a la historia que están contando sin tratar de influirla... y bueno de ahí puede partir usted hasta donde le dé la gana... Los origenes de la propaganda, la manipulación, etc. Muy interesante.

The Ringmaster

Documental

Dirigen: Dave Newberg y Molly Dworsky

Participan: Zachary Capp, Larry Lang, Paul Stanley, Gene Simmons, Linda Lang, Chuck Brennan, Tommy Thayer, Eric Singer, Freddie Glusman, Sam Lionel, Lexy Lionel, Evan Glusman, Tom Sietsema, Pete Berg, Dave Newberg, Sean Brogan, Molly Dworsky, Julian Williams, Mike Lurie, entre otros.

Sin clasificación

88 min.

***


2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo