Buscar
  • Laura Hiros

Una cinta que peca de sórdida y pasiva


Brett Ridgeman (Mel Gibson, Der.) y Anthony Lurasetti (Vince Vaughn) en una escena de la película "Dragged Across Concrete". SUMMIT ENTERTAINMENT LIONSGATE COMPANY


La tercera película del director y guionista S. Craig Zahler peca de sórdida y pasiva, dando como resultado escenas que terminan por faltarle al respeto a la inteligencia del auditorio.


Dragged Across Concrete”, algo que podría traducirse como “Arrastrado por el concreto”, cuenta la historia de tres personajes: los dos primeros, Brett Ridgeman (Mel Gibson) y Anthony Lurasetti (Vince Vaughn), son dos policías multifacéticos que han tenido mejores ayeres y que coquetean en todo momento con la idea de aprovechar sus capacidades para beneficio propio y no exactamente de la justicia.


El tercer personaje, no menos conflictivo, es Henry Johns (Tory Kittles), un ex convicto que regresa al hogar materno para descubrir que su progenitora se prostituye literalmente en frente de su hermano discapacitado. Dadas las circunstancias, Johns decide regresar al mundo del crimen para tratar de enderezar la vida de su familia.


Mientras tanto, los métodos poco ortodoxos de Ridgeman y Lurasetti han sido expuestos ante los medios de comunicación y la pareja de policías decide sin más, convertirse en criminales.


Es ahí donde los mundos de Johns por un lado, y Ridgeman y Lurasetti por el otro convergerán con un par de policías que persiguen a bandidos para robarlos. En el proceso, Zahler agrede a su auditorio con todo lo que puede: desde escenas de violencia y morbidez, que en algún momento podrían generarle náuseas, hasta escenas tan largas… y… pausadas… que literalmente se pierde el hilo de la conversación.


Recursos de choque visual, intentan rescatar un guion plano, de escenas largas y diálogos cansados que diseccionan cada palabra con un propósito que jamás puede ser del todo claro para el auditorio.


Sorprendente que dos de las caras más reconocidas del cine, como lo son Vaughn y Gibson, decidan tomar roles sin sentido en una cinta como ésta.


Es verdad que tanto las carreras de los protagonistas, como las de sus personajes no se encuentran en el mejor momento, sin embargo, sus nombres son todavía imanes de taquilla y cintas de este tipo definitivamente no ayudan a su credibilidad.


Una propuesta que intenta burlarse del suspenso y la acción pero que acaba por parodiarse a sí misma, agregando ácidas imágenes que serán difíciles de olvidar.


DRAGGED ACROSS CONCRETE

Acción, suspenso

Dirige: S. Craig Zahler

Actúan: Mel Gibson, Vince Vaughn, Tory Kittles, Michael Jai White, Jennifer Carpenter, Laurie Holden, Fred Melamed, Thomas Kretschmann, Don Johnson, entre otros.

Clasificación R por violencia extrema, imágenes grotescas, lenguaje y algo de sexualidad, desnudos.

158 min.

*


También se estrenan:

Gloria Bell, The Hummingbird Project, The Mustang, 96 Souls, Trading Paint,

Us

2 vistas0 comentarios