PAGINA PRINCIPAL
Reseñas y criticas
In Bruges
(Una de mis favoritas del 2008)

Por Laura Hiros

Comedia, suspenso
Dirige: Martin McDonagh
Actúan:Colin Farrell, Brendan Gleeson, Ralph Fiennes, Clemence Poesy, Jeremie Renier, Thekla Reuten, entre otros.
Clasificación: R violencia extrema, uso de drogas
101 min.

La ópera prima en largometraje del multigalardonado escritor y director Martin McDonagh (muy reconocido en el mundo del
teatro inglés) llega a las pantallas con una fuerte dosis de humor negro y violencia no apta para cardiacos.

Lo que McDonagh en su visita a Dallas en promoción de la cinta definió como cine de comedia y terror es una aventura con
toques alucinantes acerca de dos matones que reciben instrucciones para pasar unos días en Brujas, Bélgica como turistas.
De ahí desde el título In Bruges (En Brujas) hasta la surrealista situación en la que se encontrarán estos dos interesantísimos
personajes.

Ray (Colin Farrell) cumplió su primera misión como asesino a sueldo, pero durante la maniobra mató a un niño. Su amigo y
compañero asesino, Ken (Brendan Gleeson), está seguro de que la razón por la que están en Brujas tiene que ver con esa
desventurada misión.

Los delincuentes tienen personalidades completamente disímbolas y sus días en la ciudad medieval más antigua de Europa,
esperando instrucciones del abominable jefe Harry (Ralph Fiennes) estarán llenos de anécdotas hilarantes.

Los canales, la arquitectura gótica y las calles empedradas son la delicia de Ken, quien disfruta grandemente de sus días
como turista, mientras que para Ray, Brujas es literalmente el infierno, un hombre sin gota de pasión por la cultura y aún
angustiado por su mala experiencia en Londres.

Los días se tornan más bizarros cuando la pareja comienza a relacionarse con los residentes del lugar y entrar a un
submundo en el que encontrarán desde una hermosa narcotraficante belga (que constituirá el mayor interés de Ray),
pasando por una prostituta holandesa, un traficante de armas ruso y hasta un enano norteamericano que graba un película de
arte en la ciudad.

La historia que naciera de la propia experiencia del escritor y director en un viaje a Brujas le sienta como anillo al dedo a Collin
Farrell (Cassandra´s Dream, Miami Vice), en un personaje de sociopata con un toque de ternura, que demuestra que el
irlandés no equivocó la carrera. Brendan Gleeson (La serie de películas de Harry Potter) es una estupenda contraparte para la
superficialidad y absurdez del personaje de Farrell, un gran actor que no teme enfrentarse a los grandes nombres de la
marquesina.

Por otro lado el excepcional Ralph Fiennes (El paciente inglés, Shindler’s List) da cátedra en un papel completamente
diferente a todo lo desempeñado en su carrera hasta el momento. Fiennes se da vuelo demostrando que “el que es perico,
donde quiera es verde”. Deliciosa actuación.

Los papeles femeninos en manos de actrices que el director deseaba fueran de pura casta europea, “para darle credibilidad a
la cinta”, logrando estupendos resultados con la holandesa Thekla Reuten como la dueña del hotelito en el que se hospedan
los matones y la francesa Clemence Poesy como el objeto de deseo de Ray.

Interesante el estudio que McDonagh hace del choque de civilizaciones en un micro universo como la ciudad de Brujas.
Bromas que para algunos tendrán tonos racistas y para otros serán estereotípicas, pero que sin lugar a dudas le roban la
carcajada al auditorio.

Una excelente historia, llena de la frescura y desfachatez de alguien que no tiene las “deformaciones” de la profesión de
cineasta, McDonagh no sabe los nombres de las tomas, ni de las luces, ni de los lentes de las cámaras, pero es un escritor
que visualizó su historia y la hizo un divertido y original largometraje.

No apta para el público conservador, con excelente fotografía y en momentos extremadamente agresiva, In Bruges es un
respiro de la poco original comedia Hollywoodense de los últimos tiempos. Una cinta muy recomendable.
Todos los derechos reservados
Rincón de cine