PAGINA PRINCIPAL
Reseñas y criticas
Por Laura Hiros

Comedia romántica
Dirige:  Nicholas Stoller
Actúan: Jason Segel, Kristen Bell, Mila Kunis, Russell Brand, entre otros.
Clasificación: R
111 min.

De los productores de The 40-Year-Old Virgin y Knocked Up llega una hilarante comedia para burlarse del dolor que causa la
pérdida de un amor. Todo al particular estilo de los súper éxitos taquilleros que ya alguna vez hablaron de la soltería después
de los 40 años y de los embarazos prematuros. En esta ocasión le trama se centra en lo que debe hacer un “buen tipo” para
olvidar a su ex amor y curar su “corazón partido”.

Forgetting Sarah Marshall nos coloca en la vida del bueno, pero pobre músico Peter Better (Jason Segel), el día en que su
súper famosa novia, la estrella de televisión Sarah Marshall (Kristen Bell), decide “mandarlo a volar” después de cinco años
de relación en la que él era el tierno, cariñoso y olvidado galán y ella se centraba en sí misma y su carrera. Sin embargo y a
pesar de los abusos, Peter se encuentra destrozado por la perdida del amor de su vida.

Con esos antecedentes y sufriendo una fuerte depresión, Peter decide por consejo de su medio hermano, lanzarse a las tan
esperadas vacaciones en un paradisíaco hotel en Hawai. Todo parece indicar que esa será la mejor forma de “sanar” y
continuar con su vida. Sin embargo, al llegar al hotel, Peter se encuentra con su peor pesadilla: Sarah y su nuevo novio el
roquero inglés Aldous (Russell Brand) están disfrutando de una anticipada luna de miel en el mismo lugar.

A pesar de su desdicha, el orgullo hace que Peter decida compartir el paraíso con la ex y su nuevo galán. Pero el destino le
ayudará a encontrar, con la ayuda de Rachel (Mila Kunis), una guapa empleada del hotel,  no sólo un refugio a sus penas,
sino una nueva forma de ver la vida, disfrutar de su existencia y reencontrar el amor.

Por supuesto no sin antes repasar por todos los clichés imaginables de historias terroríficas de encuentros entre ex amantes.
Para todo aquel que ha sufrido de las penas del desamor, una cinta con impresionante mercadotecnia que sin lugar a dudas
le brindará no sólo un poco de aliento, sino además un buen par de carcajadas.

Jason Segel (How I Met Your Mother) responsable del guión y protagonista, en un papel que le va como anillo al dedo (y que
seguramente adaptó con algunas de sus experiencias personales), le pone mucha originalidad a la cinta y pese a ser un
rostro conocido por series televisivas, crea un simpático y sensible personaje en el que muchos de los hombres (y mujeres)
en el auditorio podrán verse fielmente reflejados.

Kristen Bell, en perfecto tono con Segel, como la “mala” de la historia, una mujer frívola y completamente ególatra, como uno
más de los estereotipos que se manejan en las más tristes historias de desamor.

Los papeles secundarios en manos de la ucraniana, Mila Kunis (That '70s Show) y el hilarante Russell Brand (Comedy Lab)
en perfecto tono con la melodía de Forgetting Sarah Marshall.

Una comedia no apta para todos los públicos, pero buena para aquel que guste de reír del “dolor ajeno”, al estilo burlón y muy
poco profundo de las comedias de la saga que comenzara con The 40 Year Old Virgin. Una forma de hacer cine en la que los
productores Judd Apatow y Shauna Robertson han encontrado una “mina de oro”.

La ópera prima como director del multi talentoso escritor de  Fun with Dick and Jane y responsable de la música de Blades of
Glory, Nicholas Stroller, no se va a ganar un Oscar pero sí lo hará soltar una deliciosa risotada en más de una ocasión.
Todos los derechos reservados
Rincón de cine