PAGINA PRINCIPAL
Reseñas y criticas
Flash of Genius
Por Laura Hiros

Drama
Dirige: Marc Abraham
Actúan: Greg Kinnear, Lauren Graham, Dermot Mulroney, Alan Alda, entre otros.
Clasificación: PG-13 por lenguaje fuerte
120 min.

El triunfo del débil. La justicia sobre todas las cosas. La defensa de los ideales y las ideas. Flash of Genius, la cinta que narra
la verdadera historia de Robert Kearns, el inventor de los limpiadores automáticos de parabrisas, es un recuento de los
alcances de un hombre que lucha por lo que considera correcto sin importar las consecuencias.

El profesor universitario e inventor Robert Kearns (Greg Kinnear) es la cabeza de la típica familia de la ciudad de Detroit en los
60, casado con la maestra Phyllips (Lauren Graham) y con seis niños en edades que van desde la más tierna infancia hasta
el principio de la adolescencia, el joven catedrático se da tiempo para pasar sus tardes creando nuevos aparatos electrónicos
para la industria automotriz.

Todo parece marchar sobre ruedas en la familia Kearns, las tardes desarrollando prototipos e inventos se convierten en una
tradición familiar. Los sueños de grandeza y la empresa Kearns nacen y se desarrollan en la imaginación de cada uno de los
integrantes del clan.

Sin embargo, “cuidado con lo que sueñas”, dice el refrán y eso parece suceder en esta historia basada en el artículo “Flash of
Genius” de The Newyorker escrito por John Seabrook.

Un buen día el despistado y obsesionado profesor Robert Kearns, descubre que con un pequeño dispositivo, los molestos
limpiadores de parabrisas manuales, pueden automatizarse. Ahí comienza un vía crucis que le costará años de vida y
prácticamente todo lo que más quiere en su existencia.

Después de una serie de negociaciones, Kearns cree haberse ganado la lotería al venderle el prototipo de su invento a la
empresa Ford Motors Company, sin embargo, al tener casi cerrado el trato, Ford cancela la compra del invento y Kearns ve
sus ideas de grandeza esfumarse como por arte de magia. Todo hasta que una buena tarde ve su aparatito no sólo en los
modelos de Ford, sino en prácticamente todo automóvil en la Unión Americana.

Con todas las probabilidades de perder, este David moderno se enfrasca en una cruenta batalla legal con un gigante de
nombre Ford, en donde los costos y ganancias serán exorbitantes.

El guión escrito por Philip Railsback detalla todas y cada una de las manías del profesor Kearns en una actuación impecable
de Greg Kinnear, uno de los mejores y menos valorados actores de su generación. No sería ninguna sorpresa ver alguna
nominación a premios por esta interpretación.

Una buena historia con excelentes actuaciones y ritmo pausado pero conciso, si le agradan las películas de juicios
interminables en donde cada propuesta de arreglo fuera de las cortes, le suma presión a la acción en pantalla, entonces la
historia de Robert Kearns le va a caer de maravilla.
Todos los derechos reservados
Rincón de cine